Los telefonillos o porteros automáticos son dispositivos que ayudan forma positiva a la seguridad y atención que puede haber en tu hogar. Hay dos tipos de estos dispositivos, los comunes y los que poseen wifi.

Los dispositivos comunes además de ser aparatos un poco más anticuados, para que estos puedan cumplir su función obligatoriamente tienes que estar estático en un lugar presionando un botón del dispositivo para poder comunicarte con la persona que está detrás de tu puerta. A diferencia de los telefonillos comunes, los que poseen wifi tienen la particularidad de poder instalar su interfaz en cualquier dispositivo electrónico y así poder comunicarte con la persona detrás de la puerta desde cualquier parte de tu hogar, además de aunque no estés en el poder a través de las cámara la persona que está allí, en incluso el sistema es capaz de enviarte una notificación para informarte que alguien está allí, Ver más.

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *